Rueda de Jalón y su entorno

Villa situada en la rica vega del Jalón, su castillo se eleva encima del núcleo sobre las escarpadas paredes de yeso. Domina con su silueta el bajo valle del Jalón. Actualmente en ruinas acentúa el contraste visual entre las áridas y abruptas laderas y la verde y fértil vega que se dispone en el llano inmediato. Ha sido un testigo pétreo de la dilatada historia de Rueda ya que fue construido por los musulmanes en el siglo IX con finalidad defensiva o militar. Por encima del castillo se encuentran los restos de las torres vigía conocidas popularmente como las Dos Hermanicas.

De interés etnográfico y cultural son las fiestas mayores en honor a San Antón, el 17 de enero, con gran importancia de las hogueras. Días antes se hace una salida al monte para recogida colectiva de leña de carrasca en el monte cercano (actualmente en el municipio de Tabuenca) en acto festivo de fortalecimiento de la convivencia y de respeto y defensa de las tradiciones del pueblo de Rueda de Jalón. Antes de encender las hogueras de San Antón se hace ronda por las calles del pueblo y con paradas en las casas de los quintos del año.

Ojos de Pontil

En las cercanías del núcleo destaca el peculiar entorno natural de los Ojos de Pontil. Se trata de unas surgencias de agua en la margen izquierda del río Jalón. Estos pequeños manantiales de agua subterránea afloran a la superficie a una temperatura constante de 22,4 ºC formando pequeñas lagunas y un espacio de gran valor tanto natural (flora y fauna) como histórico debido su aprovechamiento tradicional que se ha realizado. Actualmente la salvaguarda del entorno se realizada concienzudamente por el Ayuntamiento de Rueda y la Asociación de Defensa Medioambiental Ojos de Pontil.

Santuario de Rodanas

Aunque situado en el cercano municipio de Épila este santuario su nombre puede venir de su situación, (árabe Roda-Nadir) que significa frente a Roda, antigua ciudad árabe, que hoy es Rueda de Jalón. Rueda de Jalón es uno de los siete municipios colindantes que lo veneran.