Daroca

Daroca es uno de los más destacados conjuntos histórico artísticos de Aragón. Fue fundada a finales del siglo VIII por los musulmanes con el nombre de Daruqa, aunque hay evidencias mucho más antiguas de ocupaciones humanas. De gran importancia estratégica, administrativa y comercial creció y fue adquiriendo relevancia durante los casi 400 años de dominio musulmán y posteriormente en época cristiana.

La ciudad fue desarrollándose protegida con su recinto amurallado y a lo largo de los siglos se fueron construyendo iglesias, conventos, monasterios y palacios que unido al entramado de callejuelas de los diferentes barrios configuran un excepcional conjunto urbano esencialmente medieval

El paseo urbano por Daroca nos permite observar y deleitarnos de cerca con toda la evolución del arte medieval cristiano. Gracias a esta serie de visitas virtuales panorámicas podremos adentrarnos en cuatro iglesias de Daroca: Colegiata de Santa María, San Miguel, San Juan y Santo Domingo de Silos.

El objetivo es difundir la riqueza patrimonial de estos edificios y ayudar a su divulgación gracias a las nuevas tecnologías. Se intenta ofrecer esta pequeña pero vistosa aportación en la difícil tarea de acercar el patrimonio darocense al gran público y conseguir un mayor conocimiento del mismo.

Iglesia Colegial de Santa María de los Sagrados Corporales

La iglesia colegial de santa María ha sufrido durante sus siglos de existencia constantes modificaciones. Según algunos autores la primitiva iglesia románica se edificó sobre la Mezquita Mayor de Daroca en el siglo XII. De estilo románico prácticamente solo queda el ábside, orientado al este y algún detalle mas (una ventana, capiteles, moldura ajedrezada).

Durante los siglos XIII, XIV y XV se amplía la iglesia y se modifica la entrada en la nueva fachada de los pies denominado Puerta del Perdón. En la segunda década del siglo XV cuando se realiza la Capilla de los Corporales ocupando el ábside de la nave central. También se eleva la torre-campanario en piedra sillar.

Es en el siglo XVI cuando se realiza la gran reestructuración del templo, finalizando las principales obras en 1590. Se dispone una nueva orientación (eje norte-sur), mayor tamaño, planta de salón de tres naves de cuatro tramos cada una, capillas adosadas entre los contrafuertes; cabecera de testero recto y crucero no acusado en planta. En 1603 se abre la Puerta Nueva a los pies de la nave central

Además de la mas famosa capilla de los Corporales, primitivo altar mayor, se distribuyen por el templo 9 capillas con diferentes advocaciones.

Iglesia de San Miguel

Templo de origen románico, consta de tres naves. El ábside, semicircular y con un profundo presbiterio de planta cuadrada, conserva parte de la bella decoración mural . En el s. XVI se amplía el templo con varias construcciones; se coloca un cimborrio con cúpula y linterna sobre el crucero, la torre de ladrillo sobre el primer tramo de la nave de la Epístola y, alojando el coro, un nuevo tramo a los pies. En el s. XVIII, se recubren los paramentos interiores con estucos y pinturas, sustituyéndose las bóvedas, y se abre la Capilla de los Heredia en el segundo tramo de la nave del Evangelio. Ya en el s. XX, se realizan las transformaciones más importantes; la demolición de la torre y de la linterna en los años 1919 y 1946 respectivamente. En 1965 se hace una nueva interpretación del templo devolviéndole su concepción románica primitiva, para lo cual se elimina la decoración barroca de ábside y nave.

Iglesia de Santo Domingo

Iniciada su construcción a mitad del s. XII, presenta en la actualidad una disposición notablemente alterada con respecto a su concepción original. De su primitiva fábrica se conservan; el ábside, a los pies del actual templo, y la torre. Ambos muestran una superposición de estilos y materiales consecuencia de su dilatado proceso constructivo. El ábside, de planta semicircular y articulado mediante medias columnas, pasa a poligonal con contrafuertes apeados en ellas para poder absorber los empujes de la bóveda de crucería. La cornisa y la coronación del paño están realizados en ladrillo.

El templo, modificado en el s. XVII, esta orientado al oeste. Pertenece a la tipología de planta salón, con tres naves de igual altura, siendo más ancha la central. Presenta tres tramos separados por pilares de sección octogonal y se cubre con bóveda de crucería simple y cúpula sobre el presbiterio.

Iglesia de San Juan

Se trata de uno de los más interesantes ejemplos de transición entre la tradición constructiva románica y la mudéjar.

Esta iglesia se comenzó a construir por el ábside en el s.XIII utilizando para ello piedra sillar según el sistema de trabajo románico, pero al llegar a la mitad de la altura de dicho ábside la construcción se interrumpió y fue retomada poco después, produciéndose un cambio no sólo en los materiales, ya que se terminó en ladrillo, sino también en las formas, pues las columnas adosadas fueron sustituidas por pilastras y las dos ventanas se cerraron con arcos polibulados.

En definitiva, supuso un cambio total en los sistemas constructivos y un exponente de la aceptación social de la pervivencia de las formas hispanomusulmanas tras la Reconquista.